REGRESO A CLASES PRESENCIALES

De acuerdo con la Federación Nacional de Directivos Docentes (Fendidoc), no sería viable el regreso a clases presenciales mediante el modelo de alternancia desde el 1 de agosto, al considerar que no se tienen las condiciones necesarias para garantizar la salud tanto de estudiantes, profesores y personal administrativo.

Así lo aseguró la organización mediante un comunicado, en el que también se pide a las autoridades nacionales cancelar las pruebas Saber 11.

Cabe aclarar que el Icfes había informado al respecto que se buscarán medidas alternativas, ya sea la realización de los exámenes de manera virtual o aplazar la prueba, dando permiso especial a los docentes para que puedan ingresar a la universidad.

Los directivos sostienen que las directrices emitidas por el Ministerio de Educaciónfrente al regreso a las aulas no son claras en cuanto a los protocolos que las instituciones educativas deben seguir en temas como transporte, cafeterías, restaurantes, distribución de distancia social, zonas comunes en los colegios, redistribución horaria, entre otros puntos.

Además, la organización sostiene que “no existe un estudio o diagnóstico técnico de las condiciones sanitarias y de seguridad para las instituciones, ni estrategias de control elaboradas in situ por parte de las autoridades de salud para revisar tales circunstancias”.

Fendidoc asegura que todos estos cambios de cara a la aplicación del modelo de alternancia propuesto por el Ministerio implicaría una sobrecarga en las funciones de los docentes, directivos y administrativos.

A esto se suma, señala el comunicado, la carencia de material de bioseguridad para dotar al personal de los colegios, así como para atender a niños, niñas, jóvenes y padres de familias. El temor del sector es que estos factores deriven en que los establecimientos educativos se conviertan en focos de contagio.

“La convocatoria de regreso a clase es una medida apresurada que no tiene en cuenta la realidad de las instituciones y mucho menos que se debe garantizar el derecho a la vida y a la salud de las comunidades educativas”, sostiene.

Y añade: “La llamada alternancia no atiende las realidades de las comunidades a lo largo y ancho del país, especialmente de aquellas ubicadas en los sectores más pobres de la población y la zona rural”.

Los directivos aseguran que, hasta que no se cuenten con las condiciones necesarias para reactivar la presencialidad, así sea mediante la alternancia, se debe seguir trabajando mediante el modelo de trabajo en casa, que ha sido la estrategia utilizada en los últimos meses para continuar con las labores académicas.

“Hacemos un llamamiento al Gobierno para que atienda las justas pretensiones y las diversas propuestas que las organizaciones sindicales y las más diversas organizaciones sociales le formulan para salir delante de esta crisis preservando la vida, la salud y el empleo”

Share on facebook
Comparte en Facebook
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(promedio5)